Visibilización de la transexualidad

Por Adiel Martínez Hernández


La serie española titulada Veneno, que relata la vida de una mujer transexual, visibiliza a esta parte de la comunidad LGBT+ que en otros tiempos era impensable que constituyeran el personaje principal de un relato televisivo.


El entretenimiento vía streaming goza actualmente de tal popularidad que las compañías se han visto en la exigencia de ofrecer contenido innovador para captar a las audiencias. Ya en una colaboración anterior hablamos de la integración de la comunidad LGBT+ como personajes principales y secundarios en las narrativas.

Destaca así una serie española titulada Veneno que, basada en un personaje televisivo de finales de los noventa del siglo pasado conocida como Cristina La Veneno, nos muestra el trayecto que recorre una mujer transexual para convertirse en el ser que habita en su persona.

La serie es un excelente drama que visibiliza a esta parte de la comunidad LGBT+ que en otros tiempos era impensable que constituyeran el personaje principal de un relato televisivo. Si llegaban a aparecer en televisión o en el cine era de forma ridiculizada mediante estereotipos que conformaban una imagen negativa de dichos sujetos.

Gracias a los nuevos tiempos de inclusión y respeto por las minorías es que se da la oportunidad de presentar una historia como esta. La de una mujer que nació en el cuerpo de un hombre en una provincia española que vivía los últimos años del franquismo y que tuvo que enfrentarse a los prejuicios que este régimen había fomentado acerca de la homosexualidad.

El personaje de Valeria nos lleva a la reflexión de que lo que no se nombra no existe y que lo que no existe se margina.

La historia está basada en las memorias de Cristina Ortiz, alias La Veneno, recogidas por una admiradora suya, también transexual, llamada Valeria Vega. Juntas hacen un recorrido a través de los recuerdos de todos los avatares que tiene que atravesar un transexual para convertirse en mujer. Desde el rechazo y desprecio de la madre, hasta el escarnio del pueblo y el enfrentamiento con un sistema médico que dificulta la transición de una persona que se sabe mujer.

En la serie, el personaje de Valeria se inspira en la valentía y el desparpajo de La Veneno para mostrarse como una exprostituta que saltó a la fama televisiva precisamente por el cuerpo que había conseguido. Ya como mujer transexual, se convirtió en un estandarte para ese colectivo pues las visibilizaba en la pantalla chica al participar en shows donde podía contar el drama que vivió ella y viven muchas transexuales que se dedican a “hacer la calle” como llama a ejercer la prostitución.

Aunque ya existen productos audiovisuales que presentan la difícil vida de la transexualidad, la mayoría están realizados en formato de documental y en ese sentido no aprovechan el impacto que tiene la ficción al dramatizar las situaciones que viven las personas transexuales. Es por ello que sobresale esta serie de Atres Player Media escrita y dirigida por Javier Calvo y Javier Ambrossi.

A lo largo de ocho capítulos la serie nos alecciona sobre la importancia de mirar hacia el mundo transexual y sus peculiaridades. El personaje de Valeria nos lleva a la reflexión de que lo que no se nombra no existe y que lo que no existe se margina. De ahí que sea una interesante opción para ver durante este prolongado confinamiento a causa de la pandemia.

Te recomendamos también:

Los libros de Luis Zapata

El personaje gay, ¿innecesario?

Personas atraídas por menores

Nueva lucha estudiantil

El universo femenino y la empatía masculina