Secciones


¡Únete!
MujeresNet, Información con perspectiva de 

género






OPINION


De la magia de la Navidad, al luto en la Navidad



Por Guadalupe López García
Periodista con Especialización en Estudios de la Mujer por el PIEM de El Colegio de México, se ha desempeñado como guionista y productora de radio; colaboradora, editora y coordinadora editorial en diversos medios como el IMER y la SEP, La Jornada, El Día, Uno más uno, Fem y Notimex. Trabajó en el Centro Integral de Apoyo a la Mujer Esperanza Brito de Martí en y fue coordinadora de la Unidad Delegacional de Iztacalco del Inmujeres-DF. Ha recibido reconocimientos a su labor periodística y en defensa de los derechos de las mujeres por parte de la AMMPE, Conmujer, Cimac y la delegacion Iztacalco del DF.


Desde octubre, los centros comerciales en México iniciaron la decoración y venta de productos navideños. Antes era en noviembre, pasaditos los días de muertos; ahora las calabazas, las escobas y las máscaras, se confunden con las esferas y los árboles verdes, rosas, blancos y dorados. ¿Por qué tanta prisa en celebrar la Navidad , Año nuevo y el día de Reyes? No creo que sea por el consumismo. Hay algo más.

Las canciones de paz, amor, esperanza y armonía, una y otra vez rezumban en mi cabeza. Me gustan, pero no con Luis Miguel, ese cantante de cartón que nunca se aparece en un programa de televisión abierta, ni mucho menos en entrevistas para los programas de espectáculos, ni siquiera en el famoso Teletón de Televisa, al que acuden otros artistas como Ricky Martin O sea, México no está a su altura ¡Ay! Como que me desvié del tema.

Bueno, pues también se escucha a Frank Sinatra o al trío de mexicanas Pandora, como esa que dice: pero mira como nadan los peces en el río . Pero nada más. Las navidades urbanas del país son más gringas que nada. Películas gringas algunas me gustan-, árboles gringos, música gringa, Santa Claus agringado, esferas chinas, nacimientos de Taiwán, desfiles del bicentenario de la Independencia y del centenario de la Revolución mexicana a la gringa, y el Zócalo capitalino con su pista de hielo a la gringa.

Lo entiendo, pero eso de la magia , nomás no. ¿Cuál magia? A lo mejor quieren decir que en estas fechas hacemos arte de magia para acabar con la pobreza, las broncas familiares, los problemas sociales, el caos de la ciudad, el narcotráfico, la corrupción, la violencia. ¡Nada por aquí, nada por allá! Una Navidad más pero esta vez con luto en el corazón y dolor en el alma, si es que existe.

Marisela Escobedo Ortiz (también se maneja su segundo apellido como Frayre o Fraire), una mujer que para la mayoría de mexicanos(as) les era hasta el 16 de diciembre de 2010 una desconocida, fue asesinada ese día. Ella demandaba justicia para su hija Rubí, asesinada por su pareja, quien fue puesta en libertad por un error de técnica jurídica, leí en una editorial de un periódico capitalino.

El mismo diario consigna las palabras del gobernador del estado de Chihuahua en donde sucedieron los hechos-, César Duarte Jáquez, de que el crimen estaba vinculado a un acto de venganza relacionado por sus demandas de justicia por el asesinato de su hija. O sea, como si su gobierno no tuviera nada que ver. Leyendo ese insulto, pensé en el: ¿por qué no te callas?

Ya antes, en su toma de protesta al cargo, el 4 de octubre de este año había dicho que quería ser recordado cuando todavía no hacía nada- como el gobernador que fue capaz de poner orden en Chihuahua. Yo al menos, lo recordaré como el representante de un gobierno cómplice del asesinato de Rubí aunque no haya sido en su periodo- y el de Marisela, el primero frente a sus narices.

El caso de Marisela, no pudo dejar de ser comparado con el de Isabel Miranda de Wallace, quien en este mes recibió el Premio Nacional de Derechos Humanos de manos de quienes obstruyeron la justicia o al menos la solaparon- en el asesinato de su hijo. Esa misma compensación la ofrecieron también en el 2008 a Esther Chávez Cano, activista quien demandó justicia por cientos de mujeres asesinadas en Chihuahua.

Esta muerte también me recordó al empresario Fernando Martí, quien en el asesinato de su hijo secuestrado le dijo a los representantes de gobierno: si no pueden, renuncien; aunque después se sentó con ellos para hacer un frente a la delincuencia organizada , como suelen hablar de narcotraficantes, secuestradores y demás, y al ex entrenador de natación y ex funcionario deportivo Nelson Vargas quien les espetó: no tienen madre, cuando aún no sabía algo de su hija secuestrada, quien más tarde fue encontrada muerta.

Días antes de ser asesinada, Marisela expresó: Si me matan, que lo hagan frente a palacio de gobierno para que les dé vergüenza ( La Jornada , 16 de diciembre ) . La indemnización corta y nula- vino después de su muerte: los jueces que dejaron libre al asesino de su hija fueron suspendidos.

Todas ellas y todos ellos, con y sin dinero, han sido hombres y mujeres que hacen el trabajo de quienes les pagamos su salario. De la venganza a manos propias, ahora es la justicia por cuenta propia.

En esta Navidad, o sea, en el aniversario del nacimiento de Jesús, hijo humano del Dios de la religión judeocristiana con todas sus variantes, es difícil poder repetir su mensaje paz en la tierra a los hombres de buena voluntad; primero, porque se olvidaron de las mujeres de buena voluntad, y segundo, porque esos hombres de buena voluntad no son ni tantito aquellos que administran la justicia en México, de la cual sólo han hecho un negocio rentable en beneficio propio y para quienes gozan de impunidad.

Yo no quiero magia ni premios de consolación, ¿será mucho pedir en esta Navidad justicia para mujeres y hombres de buena voluntad?






Tu anuncio
Tu anuncio



TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. Copyright © 2006-2009, México MujeresNet.Info, Información con Perspectivas de Género y Feminista
| Diseño: Elsa Lever M. | RSS | ATOM | NINGUN TEXTO PUEDE SER REPRODUCIDO SIN PERMISO EXPRESO DE MUJERESNET.INFO | ecoestadistica.com
| Aviso Legal | Política de Privacidad | Mapa del Sitio | Su publicidad |