Foto: Elvira Hernández Carballido

Por María Esther Espinosa Calderón


Primera doctora en Comunicación por la UNAM, Elvira Hernández Carballido se ha dedicado, a través de sus investigaciones, a recuperar la historia de las mujeres periodistas en México, labor que ha acompañado de su pasión por escribir, su sororidad, su alegría y su entrega docente siempre llena de energía.



A Elvira le gustan las sirenas, las colecciona, le gustan las muñecas, las artesanías, sus libros y estar a la moda, tomarse fotos creativas, ser “sepsy” y usar medias de varios modelos,  originales,  diferentes cada día, son el complemento perfecto de su forma de vestir; dice que es “bella y airosa desde que el estado de Hidalgo la adoptó”. Ama la sororidad. Dentro de sus pasiones esta escribir periodismo con perspectiva de género, investigar y estar al frente de sus alumnos y alumnas transmitiendo su conocimiento y retroalimentándose, tanto en las aulas de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), como en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El 12 de mayo día del comunicólogo/a, se acordó  de cuando hizo su examen profesional para recibir el título de doctora en comunicación por la UNAM, por cierto, la primera mujer en obtenerlo. Gran orgullo para ella y para las mujeres que siguieron sus pasos, dice: “la gente que me quiere siempre celebra conmigo el logro y alguna villana lo niega”.

“Ese día sonreí orgullosa y feliz. Recordé esos tres años de vivir en la hemeroteca, de escribir cuatro horas diarias, de estudiar como loca francés, de escribir mi nombre  en listas que comprobaban mi asistencia a seminarios obligatorios de enfrentar críticas sanas y a veces no tanto en coloquios de fin de semestre”.[1] Estaba feliz rodeada de su familia, su pequeño hijo Baruch también la acompañaba, era un día especial con nervios y alegría.

Elvira siempre ha sido una mujer estudiosa y dedicada, recibió la medalla Alfonso Caso, que le otorgó la UNAM por haber obtenido el mejor promedio en sus estudios de maestría. Perteneció a la primera generación del Programa Interdisciplinario de la Mujer PIEM, del Colegio de México.

Su tesis de maestría “Las primeras reporteras mexicanas”, donde habla de las periodistas Elvira Vargas, Magdalena Mondragón y Esperanza Velázquez, ha sido consultada infinidad de veces para trabajos escolares, académicos, tesis y reportajes, el 7 de junio de 2019, el periódico El Universal cita varios párrafos de su trabajo en el reportaje “Las primeras reporteras que rompieron con los prejuicios”.

Conocí a Elvira en una de las comidas de fin de año que organizaba Esperanza Brito, directora de la revista fem, para las colaboradoras, no recuerdo el año, sin embargo, ya sabía de ella por sus artículos de fem y de la Doble Jornada, algunos de los cuales fueron referentes en mi tesis de licenciatura. Desde entonces hemos seguido juntas en este camino del periodismo feminista, ahora en www.MujeresNet.info.

Para hablar de Elvira Hernández Carballido, necesitaríamos espacio, por todo lo que ha realizado en su carrera dentro del periodismo de género, de la investigación y de la enseñanza académica. Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores SNI, nivel 1. Es profesora de asignatura desde 1987, en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y Profesora Investigadora de tiempo completo en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

Para hablar de Elvira Hernández Carballido, necesitaríamos espacio, por todo lo que ha realizado en su carrera dentro del periodismo de género, de la investigación y de la enseñanza académica.

Ha recibido diferentes reconocimientos por su trayectoria como periodista y feminista como el Premio Rosario Castellanos, el Premio Periodismo por la Infancia, En 2013 le otorgaron la Medalla Omechihuatl por su lucha por la equidad de género en México, entre otros. Es columnista tanto de medios impresos como digitales. Es integrante de la Asociación  Mexicana de Investigadores en Comunicación (AMIC), la cual presidió de 2015 al 2017,  dirige el programa “Quinto poder” en Radio Universidad de Hidalgo.

Siempre trae la sonrisa a flor de labios y nos cuenta en su face de sus vivencias personales como de las profesionales, de Baruch, aquel niño que la acompañó al examen de doctorado ya es todo un profesionista, de sus alumnos y alumnas, de los paisajes bellos y airosos, de la decoración de su cubículo y cómo disfruta su trabajo que la hace ser y estar. Sabemos de su entrañable amistad con Josefina Hernández Téllez, quien junto con Isabel Barranco y María Isabel Inclán  les llamaron “Las cuatro fantásticas”, por su entusiasmo, compromiso y juventud, cuando llegaron a fem y luego a la Doble Jornada.

En el libro Contra viento y marea, periodistas y escritoras de México, compilado por Rosa María Valle Ruiz, Elvira escribe sobre “Las cuatro fantásticas” y el periodismo feminista: “¿Las viste cubriendo la marcha del 8 de marzo? ¿Sabías que una de ellas entrevistó a Celeste Batel, la esposa de Cuauhtémoc y le hizo una pregunta incómoda? ¿Te enteraste que otra fue a Chimalhuacán para hacer reportaje profundo sobre las violaciones que han sufrido las mujeres de esa entidad? ¿Han comprobado andar de reporteras en todos los centros y organizaciones feministas? ¿Que una de ellas escribió una crónica muy amena sobre las niñas bien y sus bodas cursis?

“Estas preguntas solamente podían provocarlas, motivarlas, e inspirarlas, ‘las cuatro fantásticas…’, las cuatro egresadas de la UNAM. Las cuatro amaban el periodismo. Las cuatro denunciaban la situación femenina del país. Por eso hicieron caso al llamado de Berta Hiriart, que en 1987 fue nombrada directora de la revista fem  e invitó a jóvenes mujeres, recién egresadas de la universidad a escribir periodismo feminista”.[2]

Sus artículos se cuentan por cientos, al igual que sus investigaciones, es autora de varios libros y compiladora de otros tantos entre los que se puede mencionar: Las que aman el futbol y otras que no tanto, Fem: siempre entre nosotras y Margarita Michelena: poeta y periodista.

Elvira es una sirena comunicóloga inmersa en el mar de la información, del periodismo feminista, de la sororidad, de la investigación, de la enseñanza. “Debo ser una sirena, no tengo miedo a las profundidades pero sí un gran miedo a la vida superficial” (Anaïs Nin).

Referencias:

[1] Hernández Carballido, Elvira, ”Primera doctora en comunicación”, revista fem, año 27, no. 243, junio 2003.

[2] https://www.academia.edu/3751694/LAS_CUATRO_FANT%C3%81STICA_Y_EL_PERIODISMO_FEMINISTA, consultado 24 de junio 2019

Te recomendamos también:

Los 87 años de la princesa que se quedó en México

Mujeres que no bajan los brazos

Menstruación: erradicar los estigmas

El grito desgarrador