2021: la secuela

Foto: Google.com

Por Georgina Ligeia Rodríguez Gallardo


Concluye 2020, sin embargo 2021 se vislumbra como la secuela de esa película de ficción en la que estamos inmersos. La pandemia continuará y las repercusiones en la salud, en lo económico, en lo político y lo social serán de una magnitud que aún no podemos estimar.


Estamos por concluir el año 2020, ha sido un año complicado, bañado en llanto, dolor y necesidad. Hemos visto partir a compañeros/as de trabajo, amistades sufriendo en la soledad, confinadas. Un año que se asemeja a las películas de ciencia ficción en donde los cataclismos abaten a la humanidad desprotegida y desamparada ante la naturaleza.

Este año 2020 en que hizo presencia uno de los grandes temores de la sociedad: la enfermedad;  que a lo largo de la historia ha demostrado ser catastrófica. Podemos negarlo pero estaban los avisos de pasadas epidemias y las alertas de especialistas de que llegaría una enfermedad altamente contagiosa, mortal y no tomamos las previsiones necesarias. La infraestructura médica hospitalaria ha sido rebasada.

Los responsables de los diferentes niveles de gobierno -como es costumbre- esconden, mienten y engañan. Lo cierto es que los recursos humanos, de infraestructura y de medicamentos son insuficientes. Y esto aún no da su peor cara. El llamado de los gobiernos es a que nos cuidemos a sabiendas que de enfermar no contaremos con la asistencia médica necesaria para salvar nuestra vida.

Sí, 2020 ha sido un año terrible, pero estamos aquí y eso es suficiente para que haya sido un buen año, sabedores de que el nuevo año será difícil pero estamos de frente y le daremos la bienvenida al 2021 con optimismo.

Sí, concluye el año 2020, sin embargo 2021 se vislumbra como la secuela de esa película de ficción en la que estamos inmersos. La pandemia continuará y las repercusiones en la salud, en lo económico, en lo político y lo social serán de una magnitud que aún no podemos estimar. Las organizaciones mundiales han lanzado alertas para que se tomen las medidas necesarias y muchos países ya han iniciado preparativos para enfrentar las crisis que se avecinan. México no. Es preocupante ver cómo el gobierno nacional puede negar una realidad que abofetea. El valor de la vida y el bienestar social han pasado a segundo término. La vida fue superada por el costo político, por las elecciones que se avecinan. No es solo la falta de competencia, de capacidad y de compromiso, sino la completa falta de humanidad y no sólo en México sino en todos esos países que fatídicamente cuentan con gobiernos incompetentes para enfrentar desafíos. Porque es eso, un desafío que debes enfrentar, no negarlo y esconderlo en la mentira y falsedad.

Es cierto, ya se tiene la vacuna, pero ¿qué tan accesible será y en cuánto tiempo? Los Estados del mundo buscan contar con la vacuna para su población. Una cosa ha hecho visible la pandemia: la desigualdad social en todas las esferas del desarrollo humano, en donde el COVID-19 se ensaña con los grupos más vulnerables. Estados Unidos contará con 60 a 70 millones de dosis de vacuna para enero (https://www.forbes.com.mx/mundo-eu-plan-distribucion-rapida-vacunas-covid-19). México tendrá sólo 3 mil con la promesa de que llegarán más.

Es cierto que 2020 ha sido un terrible año, pero a pesar de todo seguimos adelante, enfrentando retos, aprendiendo, desarrollando o fortaleciendo habilidades, quienes hemos tenido la fortuna de trabajar desde casa con las complicaciones que ello implica. O como todos esos trabajadores/as que con temor de enfermar salen valientemente a buscar el sustento para sus familias. Que no nos digan que no se puede. Estamos a flote, sacando la cabeza para no ahogarnos. Sí, 2020 ha sido un año terrible, pero estamos aquí y eso es suficiente para que haya sido un buen año, sabedores de que el nuevo año será difícil pero estamos de frente y le daremos la bienvenida al 2021 con optimismo. ¡Ánimo y adelante!

Te recomendamos también:

Covid-19: rastrear el origen

¿Y a dónde fue la sonrisa?

Pandemia y cambio. ¿Seremos capaces de hacerlo?

Muerte en la soledad. El abandono de la persona adulta mayor

Adicción a las redes sociales: una forma de ejercer violencia y evadir la realidad

Salud mental: por un enfoque integral con perspectiva de género